Noticias

  • Entrevista a Juan Esteban Bilbao Gerente General VTP, ante nuevo recurso contra terminal de pasajeros: "Esto no solo está afectando a Valparaíso, sino que a toda la industria turística del país"

    02/05/2016

    Más de dos meses permaneció paralizada la construcción del nuevo terminal de pasajeros que el concesionario VTP levanta a un costado de la Estación Francia, a raíz de una demanda acusando que la obra vulneraba la ley de Monumentos Nacionales pues no contaba con el permiso de las instituciones pertinentes, en una acción que finalmente la justicia rechazó.

    Cuando la empresa -filial del grupo Agunsa- esperaba tener la vía despejada para seguir levantando la construcción que tiene un costo de US$8 millones, una nueva acción judicial fue presentada, la cual está en curso. Aunque, esta vez, se permitió continuar las obras indispensables con el compromiso de no alterar el subsuelo.

    “Creíamos que con la sentencia de la primera demanda estaba todo resuelto y nos encontramos con la sorpresa de una nueva zancadilla al proyecto con otro recurso con los mismos motivos y es allí donde uno piensa que se terminó la lógica y se pregunta qué está pasando”, comentó el gerente general del VTP (Valparaíso Terminal de Pasajeros), Juan Esteban Bilbao.

    “Claramente lo que está haciendo la Empresa Portuaria de Valparaíso en conjunto con VTP es poder cumplir con tener un terminal de primer estándar para la próxima temporada”, agregó.

    ESTUDIOS ARQUEOLÓGICOS

    -¿Este proyecto, entonces, cuenta con todos los permisos para su edificación desde su punto de vista?

    -Hemos trabajado por años en preparar este proyecto conscientemente. Se hicieron todos los estudios arqueológicos que correspondían, profesionales estuvieron presentes en cada uno de los procesos y por lo tanto se hizo el trabajo con todos los permisos en regla ¿Por qué? Porque no podemos no cumplir con la industria. Esto es algo serio y si Valparaíso falla afectamos a todo el país.

    -¿Por qué lo entiende así?

    -Porque Valparaíso es el ‘home port’ o sea el puerto principal, por lo tanto cualquier cosa que pase en esta ciudad de una u otra manera afecta a todos los puertos de cruceros de Chile. Entonces hay una responsabilidad tremendamente grande que tiene sobre los hombros el puerto de Valparaíso y más que nada la ciudad.

    -¿Pero se alcanzará a cumplir con los plazos comprometidos?

    -Hemos hecho todos los esfuerzos y está todo planificado para que en octubre estuviéramos inaugurando este terminal. Lamentablemente hemos tenido algunas interferencias conocidas donde se presentó un recurso, el que fue ganado en primera instancia por nosotros, y en segunda instancia en la Corte de Apelaciones también.

    -¿Usted no esperaba una acción judicial contra el nuevo terminal? -La verdad es que el VTP es un generador de externalidades positivas, le entrega a la ciudad un centro de eventos, un espacio para realizar ferias, en fin. Uno no logra entender qué daño se le produce a la ciudad o a la ciudadanía con este terminal. Por el contrario se está agregando más valor. Ésta es una industria sin chimenea que genera para la ciudad. El turismo es una de las industrias importantes para el país, y lo quiero poner en esa perspectiva.

    INDUSTRIA TURÍSTICA

    -O sea, ¿esto podría acarrear perjuicios para toda la industria del turismo en Chile?

    -Todo lo que se hace, se hace mal o deja de hacerse en Valparaíso, repercute en Chile. Acá se está afectando la industria turística del país por lo tanto a mí me encantaría que todas las personas que están en contra lo miraran bajo esa perspectiva, con altura de miras. Sabemos que hay una crisis económica internacional y nacional y desde esa perspectiva cuesta entender que a los pocos proyectos donde se están haciendo inversiones para mejorar la calidad de vida de las personas le estemos poniendo cortapisas.

    -Y a nivel internacional, ¿también hay inquietud?

    -Tenemos un compromiso que asumimos en la Seatrade, en Fort Lauderdale, donde estuvieron presentes los alcaldes de Valparaíso, de Viña del Mar y el de Talcahuano, en su calidad de jefes comunales de las ciudades puerto, mostrando la cara del país ante la industria y demostrándoles de que esto es serio. Hay que recordar que estuvimos paralizados durante diciembre, enero y la mitad de febrero, justamente un mes antes del Seatrade por lo cual todas las informaciones generaban inquietud, pero fuimos capaces de transmitir esa tranquilidad basados en que estamos haciendo las cosas bien. Allí nos comprometimos a tenerlo en octubre y estamos haciendo todos los esfuerzos para que así sea.

    FECHAS COMPROMETIDAS

    -¿Y podrán cumplir con los plazos prometidos?

    -Lo único que nos inquieta es que si estas personas siguen tratando de hacerle zancadillas al proyecto, indudablemente que no sabemos qué puede pasar porque no tenemos la bola de cristal, pero nuestro esfuerzo y objetivo apuntan a tener el terminal listo en el mes de octubre.

    -Han tenido desde el inicio los permisos correspondientes…

    -Todos los permisos y quiero decir que al final lo que pasa es que se le está haciendo un daño a la ciudad, al país y a un esfuerzo tremendo que está haciendo incluso el Gobierno, a través de la subsecretaría de Turismo, para acrecentar la actividad de este sector en el país. Ésta es una de las industrias sin chimenea que produce mucho al país, por lo tanto esto es una manchita negra y ojalá que los ciudadanos de Valparaíso sean capaces de defender este proyecto. Éste es un home port, el punto de ensamble y de aquí parten y terminan los itinerarios de cruceros. Entonces esto al final le va a provocar un daño a Arica, a Punta Arenas y a todos los demás terminales.

    -¿Hasta ahora están dentro de los plazos planificados o hay un retraso?

    -Siempre los proyectos de inversión tienen una carta Gantt y hasta ahora estamos cumpliendo con los plazos y, reitero, ojalá las personas que legítimamente están presentando sus recursos, lo piensen con altura de miras.

    “Uno no logra entender qué daño se le produce a la ciudad o a la ciudadanía con este terminal. Por el contrario se está agregando más valor”

    El primer crucero llega en agosto

    Lo que está claro es que al menos el primer crucero que llegará a Valparaíso en la temporada 2016-2017 no será atendido en el nuevo terminal pues , de manera extraordinaria, arribará en agosto. “Va a ser atendido en el actual VTP, ese es el plan que tenemos y por si alguna situación hay algún contratiempo, veremos una solución distinta con la seguridad de que el pasajero será atendido con el mismo estándar y eso lo estamos trabajando con la EPV”, dijo.

    VTP-Juan Esteban

    Fuente: El Mercurio de Valparaíso, 2 de mayo de 2016

    Copyright © 2021 AGUNSA. Todos los derechos reservados